MISAS

MISA DE LA RECONCILIACIÓN EN EL AÑO DE LA MISERICORDIA

Para celebrar el sacramento del perdón dentro de la liturgia de la Misa

聖年の年に、ミサの中でゆるしの秘跡を共同で執り行うための式次第

CANTO DE ENTRADA   入祭の歌   

ACOGIDA   司式者のことば

Celebrante: Hermanos, hermanas, hemos comenzado el camino de la Cuaresma con el símbolo de la imposición de la ceniza, escuchando el llamamiento de la Palabra de Dios: “Convertíos y creed en el Evangelio”. Este tiempo litúrgico es un momento oportuno para celebrar el sacramento de la reconciliación. Hoy queremos vivirlo muy de corazón, y por eso lo celebramos durante el rito penitencial del comienzo de la Misa.

RITO PENITENCIAL 回心の典礼

En el rito inicial de conversión, celebramos el sacramento del perdón.

ミサのはじめに回心の儀を行い,ゆるしの秘跡にあずかります。 

ORACIÓN 集会祈願

Celebrante: Gracias, Señor, por estar siempre esperándonos y acogiéndonos. Tú eres clemente y misericordioso, te compadeces de todas las personas, y a todas las amas; Tú, Señor, eres amigo de la vida. Mira a esta comunidad reunida para poner su vida ante tí. Ilumínanos para reconocer los pecados que necesitan perdón, las heridas que necesitan curación y las equivocaciones que necesitan ser corregidas. Líbranos de todo mal, Señor, concédenos la gracia de la reconciliación  y la confianza en tu misericordia. Por J.C.N.S. Amén.

Todos: Amén.

PRIMERA LECTURA  第一の朗読 (1 Jn 4, 12-2)

Escucharemos ahora la primera lectura, para que nos sirva como examen de conciencia y motivación de nuestro arrepentimiento.

聖書朗読を聞き、良心の究明と痛悔をもって告白の準備引します

Amigos míos, así como Dios nos ha amado, debemos amarnos unos a otros. A Dios nadie le ha visto nunca. Pero si nos amamos mutuamente, Dios habita en nosotros y su amor queda realizado en nosotros. Ésta es la señal de que habitamos en Él y Él en nosotros, que nos ha hecho participar de su Espíritu… Dios es amor. Quien permanece en el amor permanece en Dios y Dios en él… Podemos amar nosotros, porque Él nos amó primero. El que diga “Yo amo a Dios” mientras odia a su hermano, es un embustero, porque quien no ama a su hermano a quien está viendo, a Dios, a quien no ve, no puede amarlo. Y éste es el encargo que recibimos de él, que quien ama a Dios ame también a su hermano.

CONFESIÓN PARTICULAR  個別国会の時間

Tiempo de silencio para la confesión particular. úsica ambiente de meditación

Celebrante:. Ahora, hermanos, antes de recibir la absolución, reconozcamos juntos que la iglesia entera necesita conversión, y entonemos la letanía penitencial.

  1. Señor, ten piedad T.: Señor, ten piedad
  2. Cristo, ten piedad T. Kirisuto,ten piedad
  3. Señor, ten piedad
  4. Yo confieso…

Todos: …ANTE DIOS TODOPODEROSO Y TODO MISERICORDIOSO, Y ANTE VOSOTROS, HERMANOS Y HERMANAS, QUE HE PECADO MUCHO DE PENSAMIENTO, PALABRA Y OMISIÓN: POR MI CULPA, POR MI CULOPA, POR MI GRAN CULPA. POR ESO RUEGO A SANTA MARÍA VIRGEN, A LOS ÁNGELES, A LOS SANTOS Y A VOSOTROS, HERMANOS Y HERMANAS, QUE INTERCEDÁIS POR MÍ ANTE DIOS, NUESTRO SEÑOR.

 ABSOLUCIÓN      赦免

Celebrante: Dios, Padre de misericordias que, por la muerte y resurreción de Jesucristo reconcilió al mundo consigo y envbió al Espíritu Santo para el perdón de los pecados, os conceda por ministerio de la Iglesia, el perdón y la paz. Y yo os absulevo de todos vuestros pecados, en el nombre del padre, del Hijo y del Espíritu Santo

PROPONER ENMIENDA Y CUMPLIR PENITENCIA   決心と償いの祈り)

Celebrante: Ahora, para cumplir la penitencia, es decir, para completar el sacramento de la reconciliación, daremos gracias por el perdón y pediremos la indulgencia, es decir, la fuerza y ayuda para cumplir el propósito de enmendarnos, la medicina reconstituyente que fortalece nuestra debilidad, nos hace crecer en el amor y nos cura las cicatrices de los pecados ya perdonados. Para eso rezamos juntos el salmo de gratitud por la vida nueva que nos da el perdón y la oración del Papa Francisco para el Jubileo de la Misericordia:

SALMO 51 詩編51

Todos:

Gracias, Dios mío, por tu bondad,  por tu  misericordia que borra mis culpas.

Inúndame de tu misericordia, empápeme el agua de tu vida..Cale hasta mis huesos tu benevolencia.Tú creas en mí un corazón puro y nuevo. Me renuevas por dentro con la fuerza de tu Espíritu. Me das siempre la alegría de la salvación.

Tú no quieres sacrificios, sino un corazón contrito. Me abrirás la boca para anunciar tu alabanza.

ORACIÓN DEL JUBILEO  聖年の年の祈り:

Todos: Señor Jesucristo, tú nos has enseñado a ser misericordiosos como el Padre del cielo, y nos has dicho que quien te ve, lo ve también a Él. Muéstranos tu rostro y obtendremos la salvación.Tu mirada llena de amor liberó a Zaqueo y a Mateo de la esclavitud del dinero; a la adúltera y a la Magdalena del buscar la felicidad solamente en una creatura; hizo llorar a Pedro luego de la traición, y aseguró el Paraíso al ladrón arrepentido. Haz que cada uno de nosotros escuche como propia la palabra que dijiste a la samaritana: ¡Si conocieras el don de Dios!

Tú eres el rostro visible del Padre invisible,del Dios que manifiesta su omnipotencia sobre todo con el perdón y la misericordia:. Haz que, en el mundo, la Iglesia sea el rostro visible de Ti, su Señor, resucitado y glorioso. Tú has querido que también tus ministros fueran revestidos de debilidad para que sientan sincera compasión por los que se encuentran en la ignorancia o en el error: haz que quien se acerque a uno de ellos se sienta esperado, amado y perdonado por Dios. Manda tu Espíritu y conságranos a todos con su unción para que el Jubileo de la Misericordia sea un año de gracia del Señory tu Iglesia pueda, con renovado entusiasmo, llevar la Buena Nueva a los pobres

proclamar la libertad a los prisioneros y oprimidos y restituir la vista a los ciegos.

Te lo pedimos por intercesión de María, Madre de la Misericordia, a ti que vives y reinas con el Padre y el Espíritu Santo por los siglos de los siglos. Amén.

EVANGELIO  福音書の朗読 Lc 19, 1-10

Pasaba Jesús por la ciudad de Jericó. Zaqueo, jefe de recaudadores muy rico,quería distinguir quién era Jesús, pero su baja estastura se lo impedía. Se adelantó corriendo y se subió a una higuera, para verlo pasar. Jesús levantó la vista y dijo: Zaqueo, baja y alójame  en tu casa. Él bajó enseguida y lo recibió muy contento. Al verlo murmuraban todos: Se ha hospedado en casa de un pecador. Zaqueo dijo: La mitad de mis bienes para los pobres y devuelvo con intereses lo que robé. Jesús dijo: Hoy ha llegado la salvación a esta casa; él merece llamarse hijo de Abrahán. Vine a este mundo a buscar lo perdido y a salvarlo.

HOMILÍA 説教

La conversión brota como consecuencia de la acogida misericordiosa de Jesús. Él siempre está ofreciendo su perdón. Rezamos arrepentidos, pero no como quien paga una deuda, ni un precio, ni un castigo. Lo que Él nos pide es: reconocernos pecadores y creer en su perdón. Agradezcamos y respondamos confiadamente.

 CREDO

 Celebrante:  Creo en un solo Dios,

Todos.  Padre todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra. Creo en Jesucristo, su único Hijo, Nuestro Señor, que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo, nació de Santa María Virgen, padeció bajo el poder de Poncio Pilato, fue crucificado, muerto y sepultado, descendió a los infiernos, al tercer día resucitó de entre los muertos, subió a los cielos y está sentado a la derecha de Dios, Padre todopoderoso. Desde allí ha de venir a juzgar a los vivos y a los muertos. Creo en el Espíritu Santo, la santa Iglesia católica, la comunión de los santos, el perdón de los pecados, la resurrección de la carne y la vida eterna. Amén

 ORACION DE LOS FIELES  共同祈願

Oremos en unión con la Iglesia universal. Te rogamos, óyenos

Por el cese de la violencia y la llegada de la paz al mundo entero.Roguemos al Señor.

Por la unión y ereconciliación entre todas las iglesias, roguemos al Señor

Por todas las víctimas pobres, excluídas, marginadas, enfermas o moribundas.

Por las intenciones de la comunidad y de las familias      Por J.C.N.Señor. Amén.

 OFERTORIO  奉献

  1. Bendito seas, Señor, Dios del universo, por este pan, fruto de la tierra y del trabajo del hombre, que recibimos de tu generosidad y ahora te presentamos; él será para nosotros pan de vida.
  2. Bendito seas por siempre, Señor.
  3. Bendito seas, Señor, Dios del universo, por este vino, fruto de la vid y del trabajo del hombre, que recibimos de tu generosidad y ahora te presentamos; él será para nosotros bebida de salvación.
  4. Bendito seas por siempre, Señor.

 

INVITACIÓN A LA ORACIÓN

  1. Orad, hermanos,para que este sacrificio, mío y vuestro, sea agradable a Dios, Padre todopoderoso.
  2. El Señor reciba de tus manos este sacrificio,

         para alabanza y gloria de su nombre, para nuestro bien y  el de toda su santa Iglesia.

Celebrante: Oremos. Recibe, Señor, con este pan y este vino, lo que ellos representan: la vida cotidiana de la comunidad aquí reunida, con sus penas y alegrías, éxitos y fracasos, deseos y súplicas. Envía tu Espíritu sobre todo ello, para que lo transforme en cuerpo y vida de Cristo para salvación del mundo. Por J. C. N. S.

Todos: Amén

PREFACIO

Celebrante: El Señor esté con vosotros

Ptodos:   Y con tu espíritu

C:   Levantemos el corazón

T:   Lo tenemos levantado hacia el Señor

  1. Demos gracias al Señor, nuestro Dios
  2. Es justo y necesario

Celebrante:

Realmente es justo y necesario, es nuestro deber y salvación, darte gracias, Padre Santo, siempre y en todo lugar, por Jeasucristo, tu Hijo amado. Por Él, que es tu palabra, hiciste todas las cosas; tú nos lo enviaste para que, hecho hombre por obra del Espíritu Santo, y nacido de María la Virgen, fuera nuestro Salvador y Redentor. Él, en cumplimiento de tu voluntad, para destruir la muerte y manifestar la resurrección extendió sus brazos en la cruz, y así adquirió para tí un pueblo santo. Por eso con los ángeles y los santos cantamos tu gloria diciendo:

Todos: Santo, santo, santo es el Señór, Dios del Universo. Llenos están el cielo y la tierra de tu gloria. Hosanna en el cielo. Bendito el que viene en nombre del Señor. Hosanna en el cielo.

PLEGARIA EUCARÍSTICA

  1. Santo eres en verdad, Señor fuente de toda santidad; por eso te pedimos que santifiques estos dones con la efusióde tu Espíritu, de manera que sean para nosotros Cuerpo y Sangre de Jesucristo, nuestro Señor. El cual, la víspera de su Pasión, voluntariamente aceptada, tomó pan, dándote gracias, lo partió y lo dio a sus discípulos, diciendo:

TOMAD Y COMED TODOS DE ÉL, PORQUE ESTO ES MI CUERPO, QUE SERÁ ENTREGADO POR VOSOTROS.

Del mismo, acabada la cena, tomó el cáliz, y dándote  gracias de nuevo, lo pasó a sus discípulos diciendo:

TOMAD Y BEBED TODOS DE ÉL, PORQUE ESTE ES EL CÁLIZ DE MI SANGRE, SANGRE DE LA ALIANZA NUEVA Y ETERNA, QUE SERÁ DERRAMADA POR VOSOTROS Y POR TODOS LOS HOMBRES PARA EL PERDÓN DE LOS PECADOS. HACED ESTO EN CONMEMORACIÓN MÍA.

ACLAMACIÓN

  1. Éste es el Sacramento de nuestra fe.
  2. Anunciamos tu muerte, Señor, proclamamos tu resurrección ¡Ven Señor Jesús!
  3. Así, pues, Padre, al celebrar ahora el memorial de la muerte y resurrección de tu Hijo, te ofrecemos el pan de vida y el cáliz de salvación, y te damos gracias porque nos haces dignos de servirte en tu presencia. Te pedimos humildemente que el Espíritu Santo congregue en la unidad a cuantos participamos del Cuerpo y Sangre de Cristo. Acuérdate, Señor, de tu Iglesia extendida por toda la tierra; y con el Papa …, con nuestro Obispo…, y con todos los pastores que cuidan de tu pueblo, llévala a su perfección por la caridad.

Acuérdate también de nuestros hermanos que murieron en la esperanza de la resurrección y de todos los que han muerto en tu misericordia; admítelos a contemplar la luz de tu rostro.Ten misericordia de todos nosotros, y así, con la Virgen María, Madre de Dios, los apóstoles y cuantos vivieron en tu amistad a través de los tiempos, merezcamos por tu Hijo Jesucristo, compartir la vida eterna y cantar tus alabanzas.

DOXOLOGÍA

Por Cristo, con él y en él, a ti, Dios Padre omnipotente, en la unidad del Espíritu Santo, todo honor y toda gloria por los siglos de los siglos. Amén

RITO DE LA COMUNIÓN

Fieles a la recomendación del Salvador y siguiendo su divina enseñanza,nos atrevemos a decir:

T: Padre nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu Nombre; venga tu reino;en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en la tentación, y líbranos del mal.

S:  Líbranos de todos los males, Señor, y concédenos la paz en nuestros días, para que, ayudados por tu misericordia, vivamos siempre libres de pecado y protegidos de toda perturbación, mientras esperamos la gloriosa venida de nuestro Salvador Jesucristo.

Tuyo es el reino, tuyo el poder y la gloria, por siempre, Señor.

 ORACIÓN POR LA PAZ Y SALUDO

Señor Jesucristo, que dijiste a tus apóstoles: “La paz os dejo, mi paz os doy”; no tengas en cuenta nuestros pecados, sino la fe de tu Iglesia y, conforme a tu palabra, concédele la paz y la unidad. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos.

T: Amén.

C:   La paz del Señor esté siempre con vosotros.

T:   Y con tu espíritu.

Démonos fraternalmente la paz

CANTO DE PAZ

Cordero de Dios, T:  que quitas el pecado del mundo, ten piedad de nosotros.

C:  Cordero de Dios, T:   que quitas el pecado del mundo, ten piedad de nosotros.

Cordero de Dios, T:   que quitas el pecado del mundo, danos la paz.

CONFESIÓN DE FE ANTES DE LA COMUNIÓN

Este es el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo. Dichosos los llamados a esta cena.

Señor, no soy digno de que entres en mi casa, pero una palabra tuya bastará para sanarme.

COMUNIÓN DE LOS FIELES

El Cuerpo de Cristo.

T: Amén.

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Oremos. Te damos gracias, Señor, por el ánimo que nos infunde siempre tu palabra y por la fuerza para vivir que nos da tu pan de vida. Haznos capaces de darnos vida mutuamente compartiendo la misericordia que de Tí hemos recibido. Por J. C. N. S.

T: Amén

RITO DE CONCLUSIÓN

  1. El Señor esté con vosotros. P..  Y con tu espíritu.
  2. La bendición de Dios todopoderoso, Padre, Hijo y Espíritu Santo, descienda sobre vosotros. P.   Amén.

SALUDO FINAL

  1. La eucaristía ha concluido. Podéis ir en paz.

T:  Demos gracias a Dios.